No hay nada más simbólico que una mano humana: las manos en forma de cuenco,
como homenaje a las manos de una madre que reciben, acogen y nos nutren desde la
infancia, como en el recuedo de Robuchon —«cuando mi madre nos daba el pan,
repartía amor»—.

Alli llegan a coger el papel de una ofrendas, piedele n deseo y enciende una vela...


Ambas se modelan a mano en gres, y podemos adaptarlas a diferentes medidas y
colores.

Mains en coupe, offrandes

SKU : 0008
75,00 €Prix